June 11, 2014

When will you stop detroying yourself over nothing?



And I've been a fool and I've been blind, 
I can never leave the past behind, 
I can see no way, 
I can see no way, 
I'm always dragging that horse around



 A veces las cosas ya vividas regresan a molestarnos, casi siempre en momentos de debilidad mental: ya sea producto de algún mal día, un episodio de ansiedad repentina, una pelea o confrontación con algún ser querido, etc. Es un pensamiento que se encaja en la frente y como un enorme grano, no puedes dejar de verlo. Es horrible. Como una comezón que va y viene, rascando una y otra vez la misma parte de ti mismo. Creo que ya tengo la piel irritada de todas las veces que cosas pasadas me dan urticaria mental, si eso es si quiera posible o si tiene algo de sentido en otra cabeza a parte de la mía


En mi caso, mis ataques de ansiedades nocturnas no me ayudan a sobrellevar algunas cosas, particularmente aquellas contra las que no suelo tener firme resistencia en situaciones normales. Doy vueltas en la cama pensando una y otra vez lo mismo, sin llegar a nada realmente. Me echo la culpa de algunas cosas, me dan ganas de llorar por otras, me enojo, me siento... y todo para nada. Nada de lo que piense o haga va a cambiar como me hizo sentir algo o alguien en algún momento ya pasado, nada gano con buscarle soluciones a problemas que ya no están en ninguna parte más que en mi cabeza. Pero ahí sigo, dando vueltas en la cama, haciéndome pedazos mientras manejo, a ratos en la oficina... es increíble cuánto daño llegué a hacerme sola por no saber lidiar con esos arranques de idiotez repentina. ¿Cuánto tiempo debe uno cargar con esas angustias anteriores? ¿Qué necesidad tiene uno de estarse dando latigazos con lo mismo? Eso ya no es terquedad, es estupidez. 

En estos últimos meses junto a él, a veces salen cosas escabrosas que viví en épocas anteriores y casi siempre saco las garras cuando nadie me ha dicho nada aún, cómo si quisiera defenderme de algo que en mi mente ya escuché pero que jamás ha salido de sus labios. Me siento por cosas que creo que va a hacer pero que no ha hecho, me deprimo porque trato de leerle entre líneas y entiendo cosas que me lastiman para luego darme cuenta que no sé leer en realidad y que el vaso no esta lleno, ni medio lleno, ni siquiera hay vaso y yo ya tengo una tormenta. Lo veo cómo pacientemente, me observa aventar mis pedazos por todos lados, me deja deshacerme en sus manos y luego con una sonrisa, con mucho trabajo, me junta de nuevo y me besa la frente, me dice que me ama y me vuelve a pegar el corazón en uno solo. 

Y me siento como idiota. Una idiota bien afortunada. 


Necesito dejar de lado esta pinche costumbre de hacerme pedazos, aprender a olvidarme de mi aprehensión eterna por las cosas que no puedo controlar y hundirme en la felicidad presente, en lo profundo de tu abrazo, en la familia que hemos creado, en la familia que ya tenía yo y la que ahora tengo por ti. 


Es hora de cambiar la canción.
Por favor, hay que ser felices y ya.






Shake it out - Florence + The Machine

June 10, 2014

Canción de la Semana





Tell me what you thought about
When you were gone and so alone
The worst is over
You can have the best of me
We got older but we're still young
We never grew out of this feeling that we wont give up

June 6, 2014

Canción de la Semana





I think about you
Maybe more than I should
But the smog is getting old
The drugs I'm taking aren't so good
So will you talk to me
Even though you've had a late night
Because I need a little help
Baby, tell me I'll be alright
Cause everything around me's changed
But the garden that you planted remains

Love is weird.





“I just want someone who won’t get annoyed when I text them six times or in all caps. Someone I can go on long drives with and can sing along to the radio with. Someone I can eat pizza with at 2am and kiss at 6pm. Someone who chooses me everyday and never thinks twice about it.”



June 2, 2014

No hay lugar como el hogar...


“…te quiero como para escuchar tu risa toda la noche y dormir en tu pecho, sin sombras ni fantasmas, te quiero como para no soltarte jamas”
- Mario Benedetti