November 25, 2013

Monday thoughts

“1. There will be several days that you daydream about stepping in front of a city bus. Don’t. It will not be beautiful. It will not be brave. It will be selfish. It will be broken. Your mother will cry.

2. Don’t write for him. Write for you. Write for others like you. Write so the girl that thinks about stepping in front of public transportation doesn’t. Don’t be selfish.

3. When you will yourself to sleep and it doesn’t come- get up. It doesn’t matter that it’s 3 am. There will be other 3 am’s. Take a shower. Take two. Wash him out of your hair. Write a poem. Read the same book you’ve read 202 times again. The 203rd time might tell you something different. Don’t stay in bed- you will think about the bus again.

4. Don’t kiss him because he’s broken. Don’t kiss him because his laughter never reaches his eyes. Don’t try and fix him. Fix yourself first. Be selfish. He can’t save you. 

5. Date yourself. Take yourself out to eat. Don’t share your popcorn at the movies with anyone. Stroll around an art museum alone. Fall in love with canvases. Fall in love with yourself.

6. Dress up and wear red lipstick and get drunk with your friends. They’re the ones that will pick you up. Don’t kiss him. Or him. Don’t fall asleep on strange couches with strange boys. When his hand slides up your dress walk away. Hit him. Don’t kiss him. He can’t save you.

7. Get another tattoo. Get five more. Get another hole in your ear. Don’t listen to your dad. You will still be able to get a job. Did you really want to be employed by someone like your father? Haven’t you had enough of judgmental old white men anyway? Get fuck you tattooed in tiny letters on your hip.

8. When you feel the yearning for a new city- start over. Take 200 bucks and a three suitcases. Work anywhere that will have you. Meet strange people and forget your name. Call yourself Ruby. No one will know the difference. Remember to call your mother. Don’t be selfish. Come home when you find yourself in the strangers and the small one bedroom apartment. 

9. Don’t whisper evil things into your own ear. Other people are going to shout them at you. Be your own hero. Keep a sword on your key ring. 

10. Don’t step in front of a city bus. It will not be beautiful. Live. Stay up all night with a boy that promises you everything and means it. Live. See shitty local bands with a friend. Wear a different band’s t-shirt. No one will care. Live. Have a baby girl with tiny fingers and tiny toes someday. Pour love into her until it’s overflowing. Live. Wake up. Staying in bed all day is not poetic.

Live. 
Live.
Live.
Do you hear that? 
It’s me. It’s your life. 
Wake up.”

Anonymous


Publicidad con mensaje.


You are more beautiful than you think.
Think about it. 


Dove lo hace de nuevo, con una campaña publicitaria que empuja a las mujeres a hablar mejor de sí mismas. Me encanta, en verdad, no entiendo la imperante necesidad de siempre buscar lo malo entre todo lo bueno, es un mal hábito que todos deberíamos luchar por corregir. 

Qué bonito, ojalá todo sea bonito para ustedes, bonita semana para todos. 

November 24, 2013

Canción de la Semana



I took the stars from my eyes, and then I made a map 
And knew that somehow I could find my way back 
Then I heard your heart beating, you were in the darkness too 
So I stayed in the darkness with you

November 20, 2013

Roomies

“Sometimes it feels like my heart is breaking loose 
because I want this to work so much.
 How do you love someone the right way?” 
 — Jonathan Carroll, The Marriage of Sticks










No sé que me pasa a veces.

No entiendo porqué soy tan aprehensiva a cosas tan triviales o porqué tiendo a tomar todo personal a momentos, cuando en realidad no pasan de ser menos que tonterías o causalidades. Sé que no es fácil, sé que no soy fácil, también sé que ni tu ni yo podemos hablar de carácter o de orgullo, por que ambos somos tercos, aferrados, intensos... Sé lo que me falla, y sabes lo que te falla a ti. Eres bien apasionado, entregas todo pero también abanicas con la misma fuerza en sentido contrario: levantas la voz y me persigues por la casa cuando quieres una respuesta que no sé darte o que en ése momento no quiero hacerlo. Hablas de más, pero cuidas mucho lo que comunicas, no cuentas cosas tuyas a menos que la situación así lo requiera. Te guardas muchos sentimientos y te guardas muchas ideas, no siempre dices lo que piensas y no siempre piensas lo que dices; cuentas las cosas a medias y entiendes lo que se te da la gana. Eres caprichoso con tus cosas, obsesionado con tu celular y con más salidas que un freeway; hay días donde es lo que tu dices o no es nada: tus reglas o la calle. A veces parece que estas siempre al pendiente de qué pasa conmigo para ver qué es lo que no te gusta y hacérmelo saber, cuidas quien me mira y quién me habla, espantando a los chamaquitos que me hacen plática en la fila para el baseball con tu mirada matona y tu barbilla levantada. Eres irresponsable con tu carro y con la escuela, no eres cariñoso con tus padres aunque te duela en el alma cuando alguien por cual sea motivo te recuerden saludar a alguno de ellos. Hay días que todo se trata de ti y de tus satisfacciones personales, que no piensas en sí yo tengo o quiero algo diferente, porqué estás muy ocupado disfrutando para pensar en trivialidades. Dices muchas groserías cuando manejas, te vuelas con otras personas y siempre tiras ropa sucia por todos lados. Te vas cuando las cosas se ponen pesadas, no batallas a nadie, no te desgastas con nada, prometes cosas que no cumples y hay que corretearte para que hagas algunas otras. 

Haces muchas cosas que me molestan, pero la peor, la que no te perdono y la que más me pega: Es que eres un espejo; todo lo que me molesta de ti, son cosas que me molestan de mí. Todo lo que batallo contigo, son peleas que yo ya enfrenté o viví o estoy viviendo, conmigo misma y con mis situaciones personales. Crezco al tiempo que creces tu, al verme reflejada en tus acciones o en tus conductas. Y no es nada fácil, menos cuando todos los días me duermo y me levantó en la misma cama que tu....



You're a one of a one, a one of a kind
That you only find once in a lifetime. 



La verdad es que, jamás pensé que me pasaría algo así tan pronto, digo, no estoy súper jovencita pero pues, no pensé que cumpliría 25 años y ya viviría con alguien. De hecho, no creía/quería que pasara en muchísimo tiempo, y a veces, sé que se me nota la resistencia al cambio, se me nota la lucha interna. No es fácil ceder ante uno mismo o por lo menos, sentir que lo haces. ¿Cómo pasé de ser una mujer independiente y solitaria, a compartir trabajo, casa y cama contigo? ¿En qué momento cambié tanto? Hace meses no podía con la idea siquiera de entablar una relación sentimental con otro ser humano y ahora estoy viviendo con alguien, ¿cómo pasó esto? Más importante, ¿cómo no nos hemos vuelto locos?

Vivir contigo no ha sido fácil. Estás en todo: No hay un solo espacio en mi casa que no hayas invadido o profanado. Tus recibos están entre los míos, tu ropa sucia en mi canasto, tus sabores de sopas en mi alacena, un cepillo de dientes por aquí, una rasuradora por allá. Tu neceser al lado de mi cosmetiquera, tus tenis entre mis tacones... Ya tienes medio clóset, un set de platos y cubiertos de color especial para ti, un espacio en mi cochera, una toalla azul en mi baño rosa y una almohada en mi pequeñísima cama individual. Bueno, en realidad todo mi departamento es tamaño individual, incluso mi contrato dice para una persona, y sin embargo, has logrado colarte como el polvo, sin sentirte, sin hacer ruido, sin molestar; has hecho que tanto mi rentero como yo, nos hagamos de la vista gorda al saberte ya parte de la decoración. 

Qué extraño resulta para alguien como yo, acostumbrada a sus rutinas, espacios y privacidades, el compartir una vida en una jaula para hámsters. Cuando llegó el sillón doble, parecía que había que escoger entre tener el sillón o dormir en una cama, pero tu como si nada, soltaste una risita y de pronto, ya todo tenía un lugar... apretado sí, pero finalmente, todo encajaba como debía, como siempre pasa contigo. Es algo bien extraño, no me canso de repetirlo, pero al mismo tiempo bien natural, ver tus cosas entre las mías o sentir que desfallezco cuando por viajes de trabajo debes dormir fuera de mi cama. Ya no uso mi ropa, sino la tuya: para dormir, para correr, para estar sola. Me sorprendo a mí misma oliendo tu ropa cuando la doblo, y me dan las 10 de la noche con la cena lista para servirse, esperando a que llegues. Dejé el cigarro y las groserías; bueno, seamos honestos, ya casi dejó las groserías, por que tu arrugas la nariz cada que se me sale alguna. He cambiado la mayoría de mis hábitos y he visto gustosa como tu haces lo mismo sin pedírtelo, para dar pie a hábitos nuevos de pareja, para entrar con todo a una etapa preciosa en la vida de ambos, haciendo que todos los días me sienta agradecida de haberte conocido. 


Secretly, I hit the lottery,
'Cause you're brighter than all of the Northern Ligts.


Puedes haber llegado de un viaje, cansado, destruido y aún así vas por mi al trabajo para comer juntos, en ése lugar que odias pero que a mi me encanta; todo por que sabes que me hace feliz. Y para que sea más como un sueño, llegó a la casa del trabajo, pensando que estarás dormido pero no, me recibes con una sonrisa como si hubieran pasado semanas sin vernos, la casa está impecable de limpia y además, hay nieve servida para compartir. Al día siguiente, llegas ya tarde, cansado, con sueño, pero siempre con energías para platicar conmigo mientras cenamos, después agradeces por la comida y sin pedírtelo, lavas los platos. Ves conmigo todas las películas que me daría vergüenza mencionar en público, vas al café con mis amigas y las entretienes con historias vergonzosas de nosotros, eres fantástico con mi mamá y con mi hermana, platicas con mis amigos al otro lado de la bota como si fueran tuyos, y manejas a las 6am a la farmacia por que me siento mal. Tiendes la cama mientras me baño, me ayudas a vestirme cuando voy tarde, sacas mi carro todas las mañanas aunque tengas el tiempo justo y no te vas sin asegurarte que llevo desayuno, siempre despidiendote con una sonrisa y un besoTe gusta todo lo que cocino y siempre me elogias cuando hago algo nuevo, platicas conmigo en las madrugadas que no puedo dormir o que me despierto de la nada, aunque a la mañana siguiente andes todo cansado. Pagas la luz y mi celular, llevas mi carro a lavar, a que lo revisen, compras mandado cuando no hay y siempre me dejas escoger cosas que no necesitamos pero que sabes que me encanta comer. 

Me presentas con todo el mundo y te sientes si no te doy la mano al caminar, se te ilumina la cara cuando hablas de mí; quieres a mi mamá, la respetas y procuras, llevas a mi hermanita al cine, te preocupas por ella... Y tu mamá, me cuenta historias vergonzosas de ti, me enseña tus fotos de bebe, me chiquea como si fuera su pariente y tu hermana me trata como si me conociera de toda la vida. Siempre me siento como en mi casa con ellas, siempre te encargas de que todo esté bien o de arreglar el ambiente cuando las cosas se ponen raras, cómo el día que gritaste que me había hecho un papanicolau enfrente de toda tu familia. No, no creo que se me olvide pronto, perdón

Eres bien buen hijo y eres bien buen hermano mayor, siempre viendo por tu familia, hablándoles diario para que sepan que estás bien y saber que ellos están bien. No sólo estas al pendiente de ellos, estás siempre al pendiente de tu perrita, la llevas al doctor, eres súper cariñoso con ella y la enseñas a obedecer sin violencia o jaloneos, sólo con tu voz. Eres amable con tus compañeros de trabajo, con tus amigos, con los animales y con los extraños. Nos cuidas a todos, aunque muchas veces se te olvide cuidarte a ti mismo.

They say one man's thrash is another girl's treasure, 
So if it's up to me I'm gonna keep you forever. 


No me dejas enojarme o portarme histérica cuando mis hormonas traicioneras me quieren jugar una mala pasada, te ríes de mí y me abrazas, aunque patalee, aunque te empuje y trate de alejarte, no te vas. Me esperas para dormir y me esperas para comer, bueno, o comes dos veces, porque pues que te importa, jamás te llenas. Cuidas mi dinero y me dejas ser, aunque eso signifique que salimos menos porque compré una mamada bien cara, algo que tal vez no ocupaba como primera necesidad pero que no pude contenerme. Sólo suspiras profundo y me haces prometer que pensaré mejor mis gastos. Ya casi no compro cosas, debo ser honesta, cada suspiro tuyo me hace pensar mucho y prefiero consultar contigo mis opciones antes de hacer una compra extravagante. 

Me abrazas dormido todas las noches, sonríes dormido cuando me encuentras entre las sábanas, me platicas cosas entre sueños y te levantas a media noche porque tengo sed pero me estoy muriendo de cólicos. Me la paso dando vueltas en la cama cuando tienes que dormir fuera de casa, viendo los mensajes en el celular de cómo tu tampoco puedes dormirNo te quejas en vano ni sueles reclamar sin razón, excepto aquellas ocasiones que te dan tus arranques de celos con Tumblr y te estresas porque no dejo el celular para ponerte atención. Me voy con mis amigas hasta que me canso, y cuando regreso a la casa jamás reclamas la hora a la que llego, siempre me preguntas como me fue y me haces plática sobre cuánto me divertí. No te molesta con quien salgo, aunque debo admitirlo, yo también he cambiado mucho. No salgo con hombres que no conoces en persona, te presento con nombre y apellido a todos mis amigos; no acepto cafés, visitas o salidas si percibo que existe cualquier posibilidad de que sea en otro plan. Empecé a frecuentar más a mis amigas, te tengo presente en todos los medios virtuales y me aseguro de que estés cómodo con los escenarios a mi alrededor. 

La verdad es que eres un pinche sueño, todo lo que cualquier mujer en su sano juicio querría en una pareja: me respetas, me cuidas, me tratas como tu igual, me consientes y me apoyas en todas mis decisiones. Incluso en aquellas donde impliquen cambios que te afecten a ti. Me ayudas un chorro, aunque nos peleemos, no pasa un día sin que hayamos hablado las cosas. Jamás dejas de decirme que me amas, y aunque me ponga pesada o grosera, siempre me callas la boca con un beso. Me enseñas a quererte más todos los días y me ayudas a quererme a mí misma en el proceso. Resanas todas mis grietas, las cosas que me dolían antes, que me gritaban en el fondo de mi cabeza cada que les prestaba oídos, ya no son más que un murmullo apachurrado. 

Es por todo esto, por todas las cosas buenas que me das sin pedirte, por todas las cosas que me haces sentir y por todo lo que he crecido a tu lado, que se me hace a veces tan pinche difícil saber que siempre trato de sabotearlo todo. Que parece que busco esquinas filosas donde estrellarme, como si quisiera que todo se acabara rápido, para no sentir dolor después. Porque estoy aterrada de que se acabe y no saber qué hacer después; no saber como levantarme después de algo así. "Te amo demasiado", dices cada vez que hablo de mis inseguridades, pero soy yo la que no sabe si puede creer en el amor para siempre; aunque mírame, escribiendo esto mientras haces la cena y nos besamos a cada oportunidad...

Estoy bien mensa, te amo muchísimo. 
Eres insoportable, es verdad, pero a mi me falta aprender a ser paciente, vamos dándole a eso. Ya sé que ya pusiste la mesa, voy a cerrar esto y vamos a cenar juntos. Gracias por ser el reto más grande y más hermoso que he enfrentado.





Wherever you go, so will I
'Cause a double rainbow is hard to find. 



November 17, 2013

Canción de la Semana




And we will never be alone again 
'Cause it doesn't happen every day 
Kinda counted on you being a friend
Can I give it up or give it away

November 14, 2013

Factoids #33



“The lifetime of a human being is measured by decades, the lifetime of the Sun is a hundred million times longer. Compared to a star, we are like mayflies, fleeting ephemeral creatures who live out their lives in the course of a single day.”



— Carl Sagan, Cosmos

November 5, 2013

Factoids #14








“Sometimes you’re 23 and standing in the kitchen of your house making breakfast and brewing coffee and listening to music that for some reason is really getting to your heart. You’re just standing there thinking about going to work and picking up your dry cleaning. And also more exciting things like books you’re reading and trips you plan on taking and relationships that are springing into existence. Or fading from your memory, which is far less exciting. And suddenly you just don’t feel at home in your skin or in your house and you just want home but “Mom’s” probably wouldn’t feel like home anymore either. There used to be the comfort of a number in your phone and ears that listened everyday and arms that were never for anyone else, but just to calm you down when you started feeling trapped in a five-minute period where nostalgia is too much and thoughts of this person you are feel foreign. When you realize that you’ll never be this young again but this is the first time you’ve ever been this old. When you can’t remember how you got from sixteen to here and all the same feel like sixteen is just as much of a stranger to you now. The song is over. The coffee’s done. You’re going to breathe in and out. You’re going to be fine in about five minutes.”

— The Winter of the Air

November 4, 2013

Canción de la Semana



I'm feeling like I've missed you all this time. 





Ella no me gusta, pero esta canción está bien bonita.

Start your week with positive thoughts.


“Why should you worry about the future? You don’t even know the present properly. Take care of the present and the future will take care of itself.”
 — Ramana Maharshi