December 31, 2013

México en mis ojos, 2013

Me fui de vacaciones otra vez con mi iPhone, y esto es lo que vi. 



December 24, 2013

Love is hiding between the seconds of your life

1. Looking across the tracks of the subway and seeing someone in the window of the opposite train, someone who is reading the perfect book and who wears that familiar combination of tired and hopeful on their delicate features.

2. Stirring your coffee in a small, quiet café where the music is just soft enough to remind you that it is playing every so often when you look up from your notebook.

3. Exchanging a few jokes with a charming stranger stuck in the same endless, bureaucratic line as you, reminding you that you are not alone in your battle with everyday tedium.

4. Sitting on the beach with old friends whom you are visiting for a few weeks in the summer, when the weather is just hot enough to permit you to stay out all night and enjoy one another’s company in a way you were always too busy to do.

5. Reading old chats and messages and letters with people you used to love, and remembering what it is about them that was so wonderful.

6. Looking at pictures where you are smiling in that unflattering way you almost never allow yourself to do, but you couldn’t help it because you were surrounded by people who made you just that happy.

7Kissing outside at night when you’ve had just enough to drink that your cheeks are tingling and you are afraid that the words “I love you” might fall out of your mouth all by themselves.

8. Hearing someone tell you something that they’ve never told anyone before, because they never felt like anyone would really listen and actually understand.

9. Seeing someone be kind when they think that no one is looking, because they know it is simply the right thing to do

10. Finding out that an old love is getting married to someone who is so much more right for them that you could have ever been, and realizing that you can love someone and not ever want them for yourself again. 

11. Sitting at a restaurant by yourself and getting so deeply lost in your book that you forget you are even alone, and you feel as though you are on a date with the world’s most interesting person.

12. Telling someone that you’re happy for them, and watching their whole face light up with well-earned pride when they realize that you actually mean it. 

13. Waiting at the bus stop and seeing the most perfect person in the most perfect outfit who is looking at the map with just as little understanding as you once did when you were new in the city. 

14. Realizing that someone who is so very beautiful does not imagine themselves to be anything special

15. Hearing someone say “If there’s anything I can do to help, let me know” and knowing that you can ask them anything and they would do their best to follow through. 

16. Visiting someone when they are sick and seeing the way their eyes light up at the soup and juice you brought them. 

17. Sitting in the movie theater with someone and watching them laugh out of the corner of your eye when they think something is really, really funny. Watching their dimples and eye creases form and wishing they knew just how wonderful every little line on their face is.

18. Seeing someone at the gym who is having just as hard a time as you but is still going at it every day.

19. Reading something online that makes you cry, alone, at your computer, simply because it makes you feel — in a way you are rarely lucky enough to feel — that there are other people like you.

20. Running into an old friend at the store and letting it bleed into a long coffee where you talk about every subject that you didn’t even realize had been lying dormant inside of you for years, longing to be confirmed and expressed and understood.

21. Looking across the restaurant at the couple who is too happy to notice anyone around them, and realizing that sometimes we can get a contact high, a little burst of pure joy, just from seeing people who are that in love.”




21 Places You Will Fall In Love by Chelsea Fagan

December 18, 2013

Factoids #13


“You are the books you read, the films you watch, the music you listen to, the people you meet, the dreams you have, and the conversations you engage in. You are what you take from these. You are the sound of the ocean, breath of the fresh air, the brightest light and the darkest corner. You are a collective of every experience you have had in your life. You are every single second of every day. So drown yourself in a sea of knowledge and existence. Let the words run through your veins and the colours fill your mind until there is nothing left to do but explode.”

December 7, 2013

Factoids #21

“People will stab you in your back and then ask why you’re bleeding.

November 25, 2013

Monday thoughts

“1. There will be several days that you daydream about stepping in front of a city bus. Don’t. It will not be beautiful. It will not be brave. It will be selfish. It will be broken. Your mother will cry.

2. Don’t write for him. Write for you. Write for others like you. Write so the girl that thinks about stepping in front of public transportation doesn’t. Don’t be selfish.

3. When you will yourself to sleep and it doesn’t come- get up. It doesn’t matter that it’s 3 am. There will be other 3 am’s. Take a shower. Take two. Wash him out of your hair. Write a poem. Read the same book you’ve read 202 times again. The 203rd time might tell you something different. Don’t stay in bed- you will think about the bus again.

4. Don’t kiss him because he’s broken. Don’t kiss him because his laughter never reaches his eyes. Don’t try and fix him. Fix yourself first. Be selfish. He can’t save you. 

5. Date yourself. Take yourself out to eat. Don’t share your popcorn at the movies with anyone. Stroll around an art museum alone. Fall in love with canvases. Fall in love with yourself.

6. Dress up and wear red lipstick and get drunk with your friends. They’re the ones that will pick you up. Don’t kiss him. Or him. Don’t fall asleep on strange couches with strange boys. When his hand slides up your dress walk away. Hit him. Don’t kiss him. He can’t save you.

7. Get another tattoo. Get five more. Get another hole in your ear. Don’t listen to your dad. You will still be able to get a job. Did you really want to be employed by someone like your father? Haven’t you had enough of judgmental old white men anyway? Get fuck you tattooed in tiny letters on your hip.

8. When you feel the yearning for a new city- start over. Take 200 bucks and a three suitcases. Work anywhere that will have you. Meet strange people and forget your name. Call yourself Ruby. No one will know the difference. Remember to call your mother. Don’t be selfish. Come home when you find yourself in the strangers and the small one bedroom apartment. 

9. Don’t whisper evil things into your own ear. Other people are going to shout them at you. Be your own hero. Keep a sword on your key ring. 

10. Don’t step in front of a city bus. It will not be beautiful. Live. Stay up all night with a boy that promises you everything and means it. Live. See shitty local bands with a friend. Wear a different band’s t-shirt. No one will care. Live. Have a baby girl with tiny fingers and tiny toes someday. Pour love into her until it’s overflowing. Live. Wake up. Staying in bed all day is not poetic.

Live. 
Live.
Live.
Do you hear that? 
It’s me. It’s your life. 
Wake up.”

Anonymous


Publicidad con mensaje.


You are more beautiful than you think.
Think about it. 


Dove lo hace de nuevo, con una campaña publicitaria que empuja a las mujeres a hablar mejor de sí mismas. Me encanta, en verdad, no entiendo la imperante necesidad de siempre buscar lo malo entre todo lo bueno, es un mal hábito que todos deberíamos luchar por corregir. 

Qué bonito, ojalá todo sea bonito para ustedes, bonita semana para todos. 

November 24, 2013

Canción de la Semana



I took the stars from my eyes, and then I made a map 
And knew that somehow I could find my way back 
Then I heard your heart beating, you were in the darkness too 
So I stayed in the darkness with you

November 20, 2013

Roomies

“Sometimes it feels like my heart is breaking loose 
because I want this to work so much.
 How do you love someone the right way?” 
 — Jonathan Carroll, The Marriage of Sticks










No sé que me pasa a veces.

No entiendo porqué soy tan aprehensiva a cosas tan triviales o porqué tiendo a tomar todo personal a momentos, cuando en realidad no pasan de ser menos que tonterías o causalidades. Sé que no es fácil, sé que no soy fácil, también sé que ni tu ni yo podemos hablar de carácter o de orgullo, por que ambos somos tercos, aferrados, intensos... Sé lo que me falla, y sabes lo que te falla a ti. Eres bien apasionado, entregas todo pero también abanicas con la misma fuerza en sentido contrario: levantas la voz y me persigues por la casa cuando quieres una respuesta que no sé darte o que en ése momento no quiero hacerlo. Hablas de más, pero cuidas mucho lo que comunicas, no cuentas cosas tuyas a menos que la situación así lo requiera. Te guardas muchos sentimientos y te guardas muchas ideas, no siempre dices lo que piensas y no siempre piensas lo que dices; cuentas las cosas a medias y entiendes lo que se te da la gana. Eres caprichoso con tus cosas, obsesionado con tu celular y con más salidas que un freeway; hay días donde es lo que tu dices o no es nada: tus reglas o la calle. A veces parece que estas siempre al pendiente de qué pasa conmigo para ver qué es lo que no te gusta y hacérmelo saber, cuidas quien me mira y quién me habla, espantando a los chamaquitos que me hacen plática en la fila para el baseball con tu mirada matona y tu barbilla levantada. Eres irresponsable con tu carro y con la escuela, no eres cariñoso con tus padres aunque te duela en el alma cuando alguien por cual sea motivo te recuerden saludar a alguno de ellos. Hay días que todo se trata de ti y de tus satisfacciones personales, que no piensas en sí yo tengo o quiero algo diferente, porqué estás muy ocupado disfrutando para pensar en trivialidades. Dices muchas groserías cuando manejas, te vuelas con otras personas y siempre tiras ropa sucia por todos lados. Te vas cuando las cosas se ponen pesadas, no batallas a nadie, no te desgastas con nada, prometes cosas que no cumples y hay que corretearte para que hagas algunas otras. 

Haces muchas cosas que me molestan, pero la peor, la que no te perdono y la que más me pega: Es que eres un espejo; todo lo que me molesta de ti, son cosas que me molestan de mí. Todo lo que batallo contigo, son peleas que yo ya enfrenté o viví o estoy viviendo, conmigo misma y con mis situaciones personales. Crezco al tiempo que creces tu, al verme reflejada en tus acciones o en tus conductas. Y no es nada fácil, menos cuando todos los días me duermo y me levantó en la misma cama que tu....



You're a one of a one, a one of a kind
That you only find once in a lifetime. 



La verdad es que, jamás pensé que me pasaría algo así tan pronto, digo, no estoy súper jovencita pero pues, no pensé que cumpliría 25 años y ya viviría con alguien. De hecho, no creía/quería que pasara en muchísimo tiempo, y a veces, sé que se me nota la resistencia al cambio, se me nota la lucha interna. No es fácil ceder ante uno mismo o por lo menos, sentir que lo haces. ¿Cómo pasé de ser una mujer independiente y solitaria, a compartir trabajo, casa y cama contigo? ¿En qué momento cambié tanto? Hace meses no podía con la idea siquiera de entablar una relación sentimental con otro ser humano y ahora estoy viviendo con alguien, ¿cómo pasó esto? Más importante, ¿cómo no nos hemos vuelto locos?

Vivir contigo no ha sido fácil. Estás en todo: No hay un solo espacio en mi casa que no hayas invadido o profanado. Tus recibos están entre los míos, tu ropa sucia en mi canasto, tus sabores de sopas en mi alacena, un cepillo de dientes por aquí, una rasuradora por allá. Tu neceser al lado de mi cosmetiquera, tus tenis entre mis tacones... Ya tienes medio clóset, un set de platos y cubiertos de color especial para ti, un espacio en mi cochera, una toalla azul en mi baño rosa y una almohada en mi pequeñísima cama individual. Bueno, en realidad todo mi departamento es tamaño individual, incluso mi contrato dice para una persona, y sin embargo, has logrado colarte como el polvo, sin sentirte, sin hacer ruido, sin molestar; has hecho que tanto mi rentero como yo, nos hagamos de la vista gorda al saberte ya parte de la decoración. 

Qué extraño resulta para alguien como yo, acostumbrada a sus rutinas, espacios y privacidades, el compartir una vida en una jaula para hámsters. Cuando llegó el sillón doble, parecía que había que escoger entre tener el sillón o dormir en una cama, pero tu como si nada, soltaste una risita y de pronto, ya todo tenía un lugar... apretado sí, pero finalmente, todo encajaba como debía, como siempre pasa contigo. Es algo bien extraño, no me canso de repetirlo, pero al mismo tiempo bien natural, ver tus cosas entre las mías o sentir que desfallezco cuando por viajes de trabajo debes dormir fuera de mi cama. Ya no uso mi ropa, sino la tuya: para dormir, para correr, para estar sola. Me sorprendo a mí misma oliendo tu ropa cuando la doblo, y me dan las 10 de la noche con la cena lista para servirse, esperando a que llegues. Dejé el cigarro y las groserías; bueno, seamos honestos, ya casi dejó las groserías, por que tu arrugas la nariz cada que se me sale alguna. He cambiado la mayoría de mis hábitos y he visto gustosa como tu haces lo mismo sin pedírtelo, para dar pie a hábitos nuevos de pareja, para entrar con todo a una etapa preciosa en la vida de ambos, haciendo que todos los días me sienta agradecida de haberte conocido. 


Secretly, I hit the lottery,
'Cause you're brighter than all of the Northern Ligts.


Puedes haber llegado de un viaje, cansado, destruido y aún así vas por mi al trabajo para comer juntos, en ése lugar que odias pero que a mi me encanta; todo por que sabes que me hace feliz. Y para que sea más como un sueño, llegó a la casa del trabajo, pensando que estarás dormido pero no, me recibes con una sonrisa como si hubieran pasado semanas sin vernos, la casa está impecable de limpia y además, hay nieve servida para compartir. Al día siguiente, llegas ya tarde, cansado, con sueño, pero siempre con energías para platicar conmigo mientras cenamos, después agradeces por la comida y sin pedírtelo, lavas los platos. Ves conmigo todas las películas que me daría vergüenza mencionar en público, vas al café con mis amigas y las entretienes con historias vergonzosas de nosotros, eres fantástico con mi mamá y con mi hermana, platicas con mis amigos al otro lado de la bota como si fueran tuyos, y manejas a las 6am a la farmacia por que me siento mal. Tiendes la cama mientras me baño, me ayudas a vestirme cuando voy tarde, sacas mi carro todas las mañanas aunque tengas el tiempo justo y no te vas sin asegurarte que llevo desayuno, siempre despidiendote con una sonrisa y un besoTe gusta todo lo que cocino y siempre me elogias cuando hago algo nuevo, platicas conmigo en las madrugadas que no puedo dormir o que me despierto de la nada, aunque a la mañana siguiente andes todo cansado. Pagas la luz y mi celular, llevas mi carro a lavar, a que lo revisen, compras mandado cuando no hay y siempre me dejas escoger cosas que no necesitamos pero que sabes que me encanta comer. 

Me presentas con todo el mundo y te sientes si no te doy la mano al caminar, se te ilumina la cara cuando hablas de mí; quieres a mi mamá, la respetas y procuras, llevas a mi hermanita al cine, te preocupas por ella... Y tu mamá, me cuenta historias vergonzosas de ti, me enseña tus fotos de bebe, me chiquea como si fuera su pariente y tu hermana me trata como si me conociera de toda la vida. Siempre me siento como en mi casa con ellas, siempre te encargas de que todo esté bien o de arreglar el ambiente cuando las cosas se ponen raras, cómo el día que gritaste que me había hecho un papanicolau enfrente de toda tu familia. No, no creo que se me olvide pronto, perdón

Eres bien buen hijo y eres bien buen hermano mayor, siempre viendo por tu familia, hablándoles diario para que sepan que estás bien y saber que ellos están bien. No sólo estas al pendiente de ellos, estás siempre al pendiente de tu perrita, la llevas al doctor, eres súper cariñoso con ella y la enseñas a obedecer sin violencia o jaloneos, sólo con tu voz. Eres amable con tus compañeros de trabajo, con tus amigos, con los animales y con los extraños. Nos cuidas a todos, aunque muchas veces se te olvide cuidarte a ti mismo.

They say one man's thrash is another girl's treasure, 
So if it's up to me I'm gonna keep you forever. 


No me dejas enojarme o portarme histérica cuando mis hormonas traicioneras me quieren jugar una mala pasada, te ríes de mí y me abrazas, aunque patalee, aunque te empuje y trate de alejarte, no te vas. Me esperas para dormir y me esperas para comer, bueno, o comes dos veces, porque pues que te importa, jamás te llenas. Cuidas mi dinero y me dejas ser, aunque eso signifique que salimos menos porque compré una mamada bien cara, algo que tal vez no ocupaba como primera necesidad pero que no pude contenerme. Sólo suspiras profundo y me haces prometer que pensaré mejor mis gastos. Ya casi no compro cosas, debo ser honesta, cada suspiro tuyo me hace pensar mucho y prefiero consultar contigo mis opciones antes de hacer una compra extravagante. 

Me abrazas dormido todas las noches, sonríes dormido cuando me encuentras entre las sábanas, me platicas cosas entre sueños y te levantas a media noche porque tengo sed pero me estoy muriendo de cólicos. Me la paso dando vueltas en la cama cuando tienes que dormir fuera de casa, viendo los mensajes en el celular de cómo tu tampoco puedes dormirNo te quejas en vano ni sueles reclamar sin razón, excepto aquellas ocasiones que te dan tus arranques de celos con Tumblr y te estresas porque no dejo el celular para ponerte atención. Me voy con mis amigas hasta que me canso, y cuando regreso a la casa jamás reclamas la hora a la que llego, siempre me preguntas como me fue y me haces plática sobre cuánto me divertí. No te molesta con quien salgo, aunque debo admitirlo, yo también he cambiado mucho. No salgo con hombres que no conoces en persona, te presento con nombre y apellido a todos mis amigos; no acepto cafés, visitas o salidas si percibo que existe cualquier posibilidad de que sea en otro plan. Empecé a frecuentar más a mis amigas, te tengo presente en todos los medios virtuales y me aseguro de que estés cómodo con los escenarios a mi alrededor. 

La verdad es que eres un pinche sueño, todo lo que cualquier mujer en su sano juicio querría en una pareja: me respetas, me cuidas, me tratas como tu igual, me consientes y me apoyas en todas mis decisiones. Incluso en aquellas donde impliquen cambios que te afecten a ti. Me ayudas un chorro, aunque nos peleemos, no pasa un día sin que hayamos hablado las cosas. Jamás dejas de decirme que me amas, y aunque me ponga pesada o grosera, siempre me callas la boca con un beso. Me enseñas a quererte más todos los días y me ayudas a quererme a mí misma en el proceso. Resanas todas mis grietas, las cosas que me dolían antes, que me gritaban en el fondo de mi cabeza cada que les prestaba oídos, ya no son más que un murmullo apachurrado. 

Es por todo esto, por todas las cosas buenas que me das sin pedirte, por todas las cosas que me haces sentir y por todo lo que he crecido a tu lado, que se me hace a veces tan pinche difícil saber que siempre trato de sabotearlo todo. Que parece que busco esquinas filosas donde estrellarme, como si quisiera que todo se acabara rápido, para no sentir dolor después. Porque estoy aterrada de que se acabe y no saber qué hacer después; no saber como levantarme después de algo así. "Te amo demasiado", dices cada vez que hablo de mis inseguridades, pero soy yo la que no sabe si puede creer en el amor para siempre; aunque mírame, escribiendo esto mientras haces la cena y nos besamos a cada oportunidad...

Estoy bien mensa, te amo muchísimo. 
Eres insoportable, es verdad, pero a mi me falta aprender a ser paciente, vamos dándole a eso. Ya sé que ya pusiste la mesa, voy a cerrar esto y vamos a cenar juntos. Gracias por ser el reto más grande y más hermoso que he enfrentado.





Wherever you go, so will I
'Cause a double rainbow is hard to find. 



November 17, 2013

Canción de la Semana




And we will never be alone again 
'Cause it doesn't happen every day 
Kinda counted on you being a friend
Can I give it up or give it away

November 14, 2013

Factoids #33



“The lifetime of a human being is measured by decades, the lifetime of the Sun is a hundred million times longer. Compared to a star, we are like mayflies, fleeting ephemeral creatures who live out their lives in the course of a single day.”



— Carl Sagan, Cosmos

November 5, 2013

Factoids #14








“Sometimes you’re 23 and standing in the kitchen of your house making breakfast and brewing coffee and listening to music that for some reason is really getting to your heart. You’re just standing there thinking about going to work and picking up your dry cleaning. And also more exciting things like books you’re reading and trips you plan on taking and relationships that are springing into existence. Or fading from your memory, which is far less exciting. And suddenly you just don’t feel at home in your skin or in your house and you just want home but “Mom’s” probably wouldn’t feel like home anymore either. There used to be the comfort of a number in your phone and ears that listened everyday and arms that were never for anyone else, but just to calm you down when you started feeling trapped in a five-minute period where nostalgia is too much and thoughts of this person you are feel foreign. When you realize that you’ll never be this young again but this is the first time you’ve ever been this old. When you can’t remember how you got from sixteen to here and all the same feel like sixteen is just as much of a stranger to you now. The song is over. The coffee’s done. You’re going to breathe in and out. You’re going to be fine in about five minutes.”

— The Winter of the Air

November 4, 2013

Canción de la Semana



I'm feeling like I've missed you all this time. 





Ella no me gusta, pero esta canción está bien bonita.

Start your week with positive thoughts.


“Why should you worry about the future? You don’t even know the present properly. Take care of the present and the future will take care of itself.”
 — Ramana Maharshi

October 30, 2013

Factoids #5




“If you don’t love yourself, you’ll always be chasing after people who don’t love you either…” 
 — Mandy Hale


October 28, 2013

Los cambios son buenos.



Escribí poquito acerca de los objetivos que me propuse concretar al principio de este año, es verdad que hice una lista mental de cosas por hacer o por completar, entre aquellas prioritarias estaba la decisión de dejar atrás mis relaciones problemáticas para enfocarme en mí, en mis necesidades y mis objetivos. Me prometí pasar más tiempo con mi familia y convivir más con amistades que se habían ido quedando en el camino pero con quienes aún tenía contacto. Me prometí escribir más y publicar aquellas cosas que durante los últimos dos años se fueron quedando en borradores, en hojas de cuaderno, en pedazos de mis agendas... en el olvido. Ya saben, todas las cosas que siempre digo que voy a hacer pero que después de un tiempo, simplemente no consigo hacer.
Pero bueno, sobre todas las cosas, me prometí cortar de tajo con los sentimentalismos y aprender a disfrutar la vida sola, aprender a disfrutar mi soledad y empaparme de ella sin temor. A estar sola conmigo y no tener que estarme escuchando quejarme de mi misma; porque eso hago a veces, tan nefasto como suena, y sé que muchos lo hacen también: sentarse a leerse cartas mentales sobre porqué nadie los quiere o porque todo lo que les pasa es porque están mal. Esas crisis de autoestima que nos dan a la mayoría de las personas incompletas que deambulamos por estos y aquellos alrededores. 

Luego, vinieron las situaciones inesperadas y las prioridades dieron varios vuelcos, las expectativas se estrellaron de frente con la realidad y hubo que sacar el barco a flote con lo que había. Ya lo dije: me fui a vivir sola, me falló el piso de pronto, se murió mi carro, me cambiaron de puesto, etc... Es así, en éstas vueltas que da la vida, se desatan una serie de eventos para nada desafortunados, que hoy por hoy, me han convertido en una persona completamente distinta a aquella que salió de su casa, con el corazón destrozado, la cara golpeada y la promesa de jamás volver a confiar en nadieEs ésta, la verdadera sorpresa que ha traído éste año. 

Hoy tengo una relación fantástica con mi mamá y mi hermana, dónde si bien aún hay cosas que necesitamos resanar, me veo con ellas todos los domingos como mandato divino para comer, nos mandamos mensajes sin falta, nos vemos entre semana para ir al café o al cine, nos iremos de vacaciones de nueva cuenta en Diciembre y sin pena ni pánico, a mi mamá le da por dejarme notas llenas de "mi amor, mi bebe, te quieros" y demás cosas bonitas, cuando antes eso pasaba si acaso en mi cumpleaños y una que otra navidad. Además, por primera vez en mi vida, podemos hablar de cualquier tema sin que haya represalias al respecto, sí, incluso de sexo; aunque la verdad no es el tema favorito de ninguna

Paso los fines de semana entre familia, paso las semanas con amigas en el porche de mi depa, riendonos a carcajadas de cosas que ya no son en realidad importantes, tengo mayor tolerancia a las mala vibra ajena y sonrió segura cuando alguien me hace algún comentario nefasto porqué la vida es muy pinche bonita para estar enojada todo el tiempo. Aprendí a usar mi horario de trabajo como es debido y dejé de trabajar las miles de horas extras no pagadas solamente por amor a una camiseta que ni siquiera es de mi talla. Me dan risa las peleas estúpidas y la mayor parte del día estoy de buenas. Me encanta estar en mi casa y correr en ropa interior por mi minúsculo apartamento al ritmo de la música que se me pegue la gana escuchar. Por primera vez, estoy cuidando mi salud, mi cuerpo, mi alimentación, mis horas de sueño y mi espíritu. Paso el tiempo con quien quiero pasarlo, no me obligo a cosas donde no me siento a gusto y siempre tengo nieve en el congelador por sí un día siento que las cosas se ponen feas, recordarme que hay cosas más buenas que comer que un trago amargo por un mal día.

Hice las paces con el pasado, con la mayor parte de él y por fin, POR FIN, aprendí a aceptar que hay disculpas que JAMAS van a llegar, pero que ya no necesito tanto escuchar, y que eso no me obliga a mí a no darlas. Entendí que no tengo la obligación de ser la misma persona que he sido antes, ni siquiera la que fui ayer; que la vida no se acaba porque alguien no está de acuerdo conmigo y que NO IMPORTA si en el trabajo, en la vida, en la calle, o donde sea, hay alguien que por Dios sepa que, no simpatiza conmigo, sólo hay que sonreír y seguir con lo propio, no hay tiempo para el rencor o la arrogancia. No hay tiempo para esas personas.

Es verdad que haberme venido a vivir sola a representado un golpe bien intenso en mis finanzas y que ya no puedo darme lujos, a veces tampoco puedo salir mucho, porque no sé cuando salga de la recesión económica en la que me escurrí, pero, al mismo tiempo, haberme venido a vivir sola, haber pasado por todos estos cambios y todos estos malos tragos en ese tiempo, en ese momento de mi vida donde apenas empezaba a dar una serie de pasos cuesta arriba en la escalera de mi estabilidad personal, me hizo ver las cosas de maneras totalmente distintas. Crecí cuando creí que me iba a ahogar. Cuando pensé que me quedaría sola, llegaron amigos, conocidos y compañeros, que me tendieron la mano, gente en la que no me apoyé ni lo pedí, que me hizo compañía sin tratar de arreglarme la vida, sólo estuvo aquí, sólo me escuché cuando lo ocupaba; sin ellos, sin ustedes amigos, la carrera hubiese sido más difícil y quiero que sepan que lo agradezco. Que les agradezco todo. A todos de corazón, incluso a aquellos que se quedaron en el camino... 





La libertad tiene un precio, pero lo pago con gusto








Un hombre de balata, un mariachi resignado, un maestro y al mismo tiempo un papá,  el jefe que no quieres pero tienes, mi media naranja cristiana y su media toronja exprimida, el amigo que se fue, a la bailarina, al baterista, a la hermana con otro apellido y su marido de queso oaxaca y finalmente, el tesoro de guayaba, mi favorito.

Gracias.

Canción de la Semana

For all the things you've done...





On our drugs and our love 
And our dreams and our rage 
Blurring the lines between real and the fake


And I loved him, I loved him... I loved him.

October 10, 2013

Factoids #4


“Go after her. Fuck, don’t sit there and wait for her to call. Go after her because that’s what you should do if you love someone, don’t wait for them to give you a sign because it might never come. Don’t let people happen to you, don’t let me happen to you, or her, she’s not a fucking television show or tornado. There are people I might have loved had they gotten on the airplane or run down the street after me or called me up drunk at four in the morning because they need to tell me right now and because they cannot regret this and I always thought I’d be the only one doing crazy things for people who would never give enough of a fuck to do it back or to act like idiots or be entirely vulnerable and honest and making someone fall in love with you is easy and flying 3000 miles on four days notice because you can’t just sit there and do nothing and breathe into telephones is not everyone’s idea of love but it is the way I can recognize it because that is what I do. Go scream it and be with her in meaningful ways because that is beautiful and that is generous and that is what loving someone is, that is raw and that is unguarded, and that is all that is worth anything, really.”

~ Harvey Milk

October 6, 2013

Canción de la Semana


Only miss the sun when it starts to snow,
Only know you love her when you let her go.


And you let her go...






Canción original de Passenger. El vídeo original aquí.

September 30, 2013

Legacy


“Crocodiles are easy. They try to kill and eat you. People are harder. Sometimes they pretend to be your friend first.”
Steve Irwin

Power and control



“Wanting to openly and regularly communicate with the person you are having intimate relations with does not make you clingy. Clingy is when you have no friends of your own, no hobbies, no life and in addition to that, have no desire to fill those absences with anything other than your lover. That is clingy. Wondering why your person didn’t speak to you for an entire day does not make you clingy…but not reaching out to the person you’re seeing on your own when you want to talk to them does make you insecure. Remember through all the power plays in relationships, honesty and vulnerability are the most powerful in the long run. Be true to yourself and your needs so you can get the relationship you want.”

September 29, 2013

Canción de la Semana


And though my heart will fight until its dying breath,
You're not for me. 

September 21, 2013

Rise and shine

Some people are like clouds: when they disappear, it's a brighter day. 

September 15, 2013

Canción de la Semana



I came to this world with nothing 
And I leave with nothing but love 
Everything else is just borrowed

September 12, 2013

Factoids #6


“If someone is not treating you with love and respect, it is a gift if they walk away from you. If that person doesn’t walk away, you will surely endure many years of suffering with him or her. Walking away may hurt for a while, but your heart will eventually heal. Then you can choose what you really want. You will find that you don’t need to trust others as much as you need to trust yourself to make the right choices.”


 Don Miguel Ruiz


September 8, 2013

Canción de la Semana

Volvamos a la bonita costumbre de poner música.



"Every day it'll rain..."

September 6, 2013

Hablando claro.



¿Me dices inmadura? Quisiera que definieras la palabra madurez, con un ejemplo propio, antes de levantar tu dedo gastado y apuntar a alguien a quien no concibes si quiera entender. Estaría bien que pudieras servir como estandarte de aquello que tanto criticas, para una mejor comprensión de tu perspectiva... ya sabes, aplicar la coherencia "lo que digo, lo que hablo y lo que pienso empatan" y ayudarme a entenderte a ti. Tal vez, y sólo tal vez, así tendría algo de sentido la cadena interminable de sandeces que ha salido en chorros desenfrenados de tus pequeños y regordetes labios. 

Bueno, en lo que empiezas a explicarte tu, lo haré yo.


Es mi muy humilde pensar, que madurar es algo que viene y va. Un proceso fluctuante donde lo único seguro es que probablemente en algo la vas a cagar. Como manejar con palanca de cambios: no todos los carros son iguales, y hay que jalonearse un poquito al subirse a uno diferente, en lo que empiezas a descubrir cómo hacerlo bien. Eso no quiere decir que no sepas manejar bien, tal vez sólo ocupas algo de tiempo. Creo que las personas somos así, hay cosas para las que no siempre uno está listo. 

Ahora, es verdad que hay personas que maduran desde muy jóvenes y hay quienes nunca llegan a hacerlo. El hombre que amo no tiene edad, a veces es un niño y a veces es un hombre. A veces es muy directo y a veces es un cobarde, nada de eso lo hace menos o más maduro, por que, al final de cuentas, ¿acaso estoy yo para juzgarlo? Se me va la vida en Tumblr, gasto más de lo que debo, juego Wii los fines de semana, lloro cuando me pego en el dedo chiquito y soy mala para administrar mi dinero. Pero ahí voy, poco a poquito, un paso a la vez. Aprendí a vivir sola, a gastar todo mi dinero pero siempre tener para la renta y la luz, a cuidar mi alimentación, a estar en paz con mis demonios personales y aprender a dormir con ellos en paz. Pero, no ando fingiendo nada. No trato de impresionar a todos ni hablo de como los demás me necesitan para todo. No ando por ahí robando éxitos ajenos para mi propio beneficio, ni juego mis personalidades conforme el público que atiendo. Fingiendo ser, saber, sentir o pensar cosas que evidentemente están más allá de mi control. No miento para ser alguien, ni bebo para socializar. Llegué a ese punto en dónde te das cuenta que con tan poco tiempo libre, es muy poca la vida para malgastarla en inversiones destinadas a fallar, en relaciones desgastantes o en personas que optan por estrellar sus tragedias en todo tu cielo.
Así son las cosas. La vida es un proceso y aprender es un paso que se da con miedo pero bien firme. Hay que asegurarse de darlo cuando se está listo, y con el pie bien plantado para no caerse a la deriva en un mar arrepentimientos. Hay que ser felices y ya. Sin tanto drama, sin tanta vuelta, sin tanto enfermo...
Siento pena por ti y tus actitudes, pero no puedo hacerte cambiar, así has sido y probablemente así vivirás una vida completa. Basta con que sepas que confío encuentres eso que tanto parece faltarte para sentirte completo y que recuerdes que para seguir adelante hay que dejar de mirar atrás. Hay que dejar ir lo que ya se fue. Esta será la última vez que te escriba algo aquí, porque no puedo ser hipócrita con mi consejo y no seguirlo yo misma. 

September 5, 2013

Eternity is a matter of perspective...


“If you remember me, then I don’t care if everyone else forgets.”

Haruki Murakami

September 2, 2013

Twenty five summers.




Today is my 25th birthday. 


This year, I made myself the promise  of trying to beat all my expectations before this day, in hopes of achieving those things I hadn't been able to do before due to college, college debts and workloads. By today, I already traveled to the Mayan riviera, met my most beloved Internet friends in person, bought a new car, left my family home to move into an apartment by myself, bought a new wardrobe and found love, radically, in the most hopeless place (as cliched as it sounds). 

This is indeed, a really nice happy birthday to me.

August 11, 2013

Waiting Room Thoughts

I know you’re probably never going to read this, I know you’ll never find the interest to look up into my blogs to see if I’ve written anything about you, because you’re like thatcareless, free, trusting and happy. It's a fact that we would probably never discuss something I’ve posted: because of the way you feel about my virtual life, the way you respect my spaces andhow much you'd rather have me say whatever I have to say to you straight-faced. 

You know? I've learned to love the way you subtly kiss me to take away my phone when I want to show you something I saw online; and how gently you caress my face and ask me about my day. 

I can't describe the way it feels to see how my past affects you, the way it bothers you how much weight I was carrying and how much you dislike to talk about anything that saddens me. You'll just ask me if I need to talk about it to feel better, and then drop the subject to never speak of it again. Always leading the conversation back to a serene happiness. Always placing a warm kiss on my forehead. 

I've learned so much about the way you think and how much you feel about the life we're living and how you feel about the immediate future. I've gone so deep beneath your skin in such a short time... And you don't even know,how deep you've gone into mine.

Frankly, as cliché as it may sound, I have no idea of what was I doing before this, before you. I can't seem to understand how could I be so bitter before. You're so carelessly loving, so easy it is to feel the same way when you're around. It all makes me laugh to think of the way I felt and how angry I was before. It makes me wonder how could I hold it inside for so long. 

You've been a game changer since day one,and I can't be anything but grateful. I can't do anything else than write about this, as I wait now at the airport gate, thinking that you drove three hours at night just to drop me here with a smile and a forehead kiss, asking me to enjoy my time and my friends, while you stay home to work. I can't help but feel I am most blessed...

And you may never read this, but still, I have to write it. Because the world should know,because the world needs to know: You're a dream and I never want to wake up.

August 1, 2013

And out of all these things I've done...





I think you need to fall in love with the wrong person. I think you need to fight and cry and sweat and bleed and fail. I think you need to have bad relationships and bad breakups. I think you need all of that so that when the right person and the right relationship comes along you can sigh with relief and say, “Ah yes. That is how its supposed to feel.”




July 23, 2013

Turista Mundial





I find the map and draw a straight line
Over rivers, farms, and state lines
The distance from 'A' to where you'd be
It's only finger-lengths that I see





Odio las despedidas y odio los aeropuertos. De verdad, los odio.
Yo sé que lo sabes, porque siempre lo digo, y pues ya sabemos todos que hablo un montón... pero a veces quisiera que no tuvieras trabajo. Ya sé, estoy siendo insensata y no estoy considerando la oportunidad profesional que fue para ti, y el trabajo que te ha costado llegar hasta este lado y mantenerte, lo sé, lo sé... Siempre me repites lo mismo. Siempre te avientas discursos de responsabilidad entre risas apretadas y ojos tristes, mientras nos despedimos con los corazones apretados y apurados por los horarios desiguales, con la batería de la laptop descargada y el sueño apesadumbrado sobre los hombros. YA ME LO SÉ... Ya sé que tienes razón. 
Casi siempre la tienes de todas formas.

Lo que no sé, es si tu estás consciente que, no importan todos los rollos que te avientas, no importa cuánto lo disfrazas o cuánto me aguanto: nada cambia. Seguimos estando a cientos de miles de leguas de distancia.  Seguimos estando juntos sin estarlo. Tu allá y yo acá. Eso no cambia. Así amanecemos la mayoría de los días y así dormimos la mayoría de las noches. Curioso es, que tampoco cambia que me aferro a sufrir este extraño placer de verte, escucharte y tenerte a destiempo. Aquí estoy, siempre al pie del cañón y allá estás, sonriente pero no distante. Siempre a una pantallita de distancia, a un suspiro del teléfono... Tanta tecnología fantástica que nos aleja y nos separa al mismo tiempo; que me tiene y te tiene, atados uno al otro, cubiertos con el delgado velo de la eterna y etérea foto que enmarca nuestros perfiles nostálgicos de aquella tarde en la ruta al valle de Arán. 

¿Sabes? Nunca creí que fueras un romántico empedernido. Tantos años de conocernos y jamás lo creí, hasta esa tarde en Montserrat donde hablando de sueños, de juventudes desaparecidas y de experiencias, a media oración te detuviste para sonreír y decir que me amabas. Fue tan de pronto, tan inesperado, tan temprano en el día y te salió tan natural, que me reí nerviosa, bajé la mirada y empecé a hablar del clima. No me lo perdonaste. En todo el camino no me lo perdonaste. Tantos berrinches me has hecho y sólo ése me pesa de verdad. Tardé tres horas en poder entender cómo arreglar las cosas, y bueno, el vino ayudo bastante. Borracha, llorando, a media noche, grité que te amaba también mientras me levantaba de la mesa molesta contigo, abandonando la terraza donde cenábamos en un silencio apesadumbrado. Salí dispuesta a irme a la cama sin hablarte ya más, y obvio, sin pensar en los otros comensales que disfrutaban su velada. O peor aún, en lo patética que me veía haciéndole una escena de quinceañera mediocre a un hombre maduro. Jamás lo vas a aceptar, pero creo que fue la lástima y la vergüenza lo que te movieron a dejar tu coraje al llegar a la alcoba; buscándome a tientas en la oscuridad de la habitación, te metiste a la cama sin hablar, me diste un beso en la frente y besaste las lágrimas secas de mis ojos. Esa noche hicimos el amor con pasión, con coraje; tus besos fuertes y las manos ásperas con que desgastabas la distancia encajada entre tus uñas, siguieron hasta el amanecer. Te levantaste a medio día y me levantaste a risas. Habíamos perdido al grupo para el recorrido y ya no habría otro ese día, tuvimos que consolarnos con inventar historias sobre aquellas parejas insoportables y desgraciadas que visitaron esos parajes antes que nosotros. Fue mejor que cualquier tour, lo sabes.

After I have travelled so far
We'd set the fire to the third bar



¿Sabes?, siendo francos, no importa para nada el romance en momentos como éste, donde me siento a quejarme sola, soltando gruñidos cero amistosos a cuanto pasajero pasa a mi lado. Y en especial, a la azafata que no entiende que no me pasa nada aunque tenga los ojos llorosos y que mejor debería ir a corretear su carrito de las bebidas, que por estarme queriendo sacar plática ya se le fue como tres asientos adelante.

Chale.
Ésta pinta para ser es una de ésas veces dónde me gana la ansiedad de no querer llorar y la extrapolo maldiciendo todo lo que se mueve más allá de mi humano control. En especial el hecho de que el cochino país que escogiste para trabajar esté tan sobre valuado y tan pinche lejos. Odio que no puedo quedarme contigo acá mucho tiempo porque conseguir visa es un pinche rollo. Luego, no hay espacio en ése remedo de dormitorios donde vives, que más parecen un montón de armarios y un baño comunal, que cualquier otra cosa. Por ende, no podemos hacer mucho ruido y hay que cuidarse de los "roomies", y claro que ni pensar en un hotel porque ni al caso que aparte de que me apoyes con gastos del viaje, tengas que pagar el hotel porque mi mugroso salario de país en "vías de desarrollo" no nos alcanza para nada más que el pasaje de avión. Así que, lo único que puedo hacer, con el orgullo en la mano y una sonrisa extremadamente tiesa, es insistir en que me gustan las cosas sencillas y que realmente lo único que quiero es dormir contigo un par de noches. Tan sólo unas cuantas..


We'd share each other like an island
Until exhausted, close our eyelids
And dreaming, pick up from
The last place we left off
Your soft skin is weeping
A joy you can't keep in



Estúpida azafata preocupada, ha vuelto con una botella de agua y una almohada, creo que le doy ternura. Chingado, ya váyase de aquí señora, sólo me abochorna más.

Aborrezco los aeropuertos y todo lo que viene con ellos. Las pinches despedidas con el corazón apretado y la sonrisa a media lágrima que me regalas siempre; que no me quiera soltar, que no me quieras soltar tampoco pero que aún así me digas que ya se va mi avión. Odio a los pasajeros que me miran con esa cara de lástima mezclada con pena mientras camino torpemente tallando mis ojos rojos, arrastrando los pies y la maleta en camino a la terminal, gimiendo como mongolita regañada. Con el iPhone lleno de canciones que me hacen sollozar solita en mi asiento, viendo la pantalla del celular iluminarse con intermitencia, ahí es donde siempre sacas todo el llanto reprimido en una marejada de mensajes desgarrados por Whatsapp y luego sonreír sola entre mocos al tiempo que recuerdo cómo bailas desnudo por todo el cuarto para después ponerme emo otra vez cuando pienso en que ya me voy. Dicen que el hogar está dónde el corazón, pues bueno, mi corazón se queda todo el tiempo en el lobby antes de entregar mi equipaje, con el hombre que me despide siempre con un movimiento de mano suave, con los ojos lagrimosos, la risa entrecortada y una sonrisa sincera. 






I'm miles from where you are,
I lay down on the cold ground
And I, I pray that something picks me up
and sets me down in your warm arms