February 6, 2010

Mi deseo.



When I think of heaven,
Deliver me in a black-winged bird.
I think of flying down into a sea of pens and feathers
And all other instruments of faith and sex and God...




Felicidad.
El concepto más subjetivo de todos.
¿Cómo definir que te hace feliz? ¿Cómo definir que te llena el corazón y te arranca sonrisas? ¿Cómo explicarle a alguien ese cosquilleo en el estómago?. No puedes. Porque lo que te hace feliz a ti, tal vez no haga feliz a alguien más. No hablo de aquella que proviene de objetos materiales; estoy hablando de esos pequeños detalles, de esos momentos en particular, dónde de la nada... tienes ganas de sonreír. El mundo puede esperarse un minuto, tu estás siendo feliz por ése instante.

Si no saben de que estoy hablando, deberían analizar un poco más sus vidas; por que ahí, en alguna parte, están esos momentos, escondidos entre sus memorias, esperándolos a la vuelta de la esquina o mientras se atan las cintas de los zapatos. Tras el buenos días amistoso de aquel vecino siempre distante, tras contemplar dos minutos el cielo claro antes de salir por la mañana, tras el recuerdo de una risa que llega cuando no lo esperas.
Tras todo esto, existe felicidad. Simple y pura.
Una que no puedes comprar, una que no puedes explicar... tan sólo compartir.

Yo soy una persona feliz. Contrario a lo que algunas veces pueda demostrar o dar a entender, contrario a la aparente creencia de que mi corazón de palo astillado no me permite más; yo me siento feliz casi todo el tiempo. Es cierto, soy feliz por lo que para muchos son meras tonterías; pero ¿no son los tontos los más felices? ¿no somos todos tontos en algún momento?.
Tal vez yo lo soy muy a menudo. Pero saben, no me importa.
Esto es inherente a mi persona, es algo más allá de mi misma; es aquello que se refleja en mi mirada, y todos aquellos que me han visto directamente a los ojos lo pueden comprobar: Mis ojos sonríen, cuando mis labios se mantienen serenos. Te sonríen a ti, como le sonríen al mundo; ése mundo que me aprieta el corazón a veces, y otras me lo llena hasta derramarse. Porque hay muchas cosas por las cuales siento, por las cuales vivo un poquito más cada día...

Me gusta sonreír cuando camino por la calle, con mi mente en otro lado, divagando sobre aquellos pormenores de la vida cotidiana. Me gusta cantar mientras manejo sola, mientras tomo una ducha, mientras lavo los platos en mi casa; y sonrío mientras lo hago, porque estoy contenta. Me gusta bailar mientras cocino, al ritmo de aquella canción que sólo escucho en mi mente, sin importarme si Dios se burla de mi desde el cielo porque bailo terrible. Me gusta ver el amanecer salir y ver al mundo desperezarse poco a poco, ver la ciudad cobrar vida conforme llega la mañana y descubrir aquellas caras que día a día transitan por las mismas calles hacia cualesquiera que sea su destino. Me gusta bajar la ventana del carro y sentir el aire fresco que corre, sin importar cuanto se queje mi madre de que un día perderé un brazo por descuidada. Me gusta manejar sin un destino, despertar sin una idea de cómo será mi día e irme a dormir sorprendida de todo lo que te puede pasar en un sólo día.

Ahora, se preguntarán ¿porqué digo todo esto?. Muy simple.
Ayer me preguntaron que si que espero de la vida, y eso fue lo que respondí: Felicidad.


Hey, I only want the same as anyone
Rain King - Counting Crows

5 comments:

Gata Negra said...

Eso es!! Que importa lo que piensen, que tu seas feliz, es lo unico importante. Sigue así, tan feliz, y tonta :D:D:D Porque si ser "inteligente" es sinonimo de infelicidad, yo prefiero ser tonta también, esa e la verdad ;)

Un besito!

Alethia MS said...

Eso es lo único que podemos pedir de la vida, amiga. Y me da mucho gusto que tú lo sientas y lo tengas.

Y sí, todos somos una bola de tontos. Aunque sea *muy* en el fondo y muy de repente.

Natalie said...

iuuu ya te poedo comentar :D

mi mami me pregunto el otro dia..
pss ke si yo soe feliz..

no supe ke decir . . .
me faltan ustedes en general

_ said...

hace poco llegué a tu blog... y me sorprendí, porque hubo un post... la vdd no me acuerdo cual era.. que decía exactamente lo que yo había querido decir dsd hacía tiempo ya... algo de que te sorprende la manera en el que leer.(lo) te hace sonreír y q la gente te ve raro al ver como le sonries a la pantalla...
de ahí, vengo en veces a leerte.
este post me encantó... una de las cosas q a mi me hacen feliz, es una tontería para muchos varios, pero es encontrar gente -conocida- en el periferico... no los conozco, pero me gusta identificar las placas de las personas q tomas diario, el mismo camino q yo.

gracias

_ said...

:)