November 29, 2009

It's been a hard day's night

De nuevo, llega otro final de semana extraño pero que deja estela de cosas buenas tras él. Las cosas parecen mejorar día con día, aunque las rodillas me tiemblen de vez en cuando, aunque de nuevo a veces tenga miedo... Todo mejora.

Tembló en la ciudad el martes en la madrugada. Venía llegando de ver 2012 y estaba escribiendo un post pendiente sobre la razón de porque vi una película tan mala (porque de verdad existe una razón valida), cuando crujieron las paredes de mi casa y comenzó a temblar. Sobra decirlo, que me sorprendió la coincidencia, una vez que terminó me levanté a ver como estaba mi madre, que es quien se vuelve loca cada que el piso se mueve tantito.
Pero todo estaba bien.

A los días, se aparecieron en mi puerta amigos y amigas a quienes no veía en mucho tiempo, me llegó mi libro de Recolectivo (foto pendiente con el...), me recibieron un proyecto en el cual trabajé más de una semana, se graduaron varios amigos míos a quienes estimo mucho y la Diabla me dio semejante plática motivacional que me agarré la faldita y corrí con ella a tratar de decir aquellas cosas que no dije nunca, que si bien no pude... Fue bueno haber tenido valor para romper un miedo. Y se lo agradezco.

La de las pláticas motivadoras.


Ayer fue el día cumbre de lo extraño.
Me regalaron una rosa preciosa, que venía con una paleta payaso incluida para que me animara según y al abrir la paleta, la gomita del ojo izquierdo se había escurrido de tal manera que parecía que la paleta estaba llorando. Nada feliz estaba eso, aunque si bastante cómico.
Un café, una plática... todo con aquella amiga reencontrada, a quien por aquí le repito: "Que bueno que nos encontramos. Que bueno que estas hoy aquí de nuevo."



Pero eso no es todo. Ni lo mejor.

Fui al zoológico en la madrugada.
Tras una noche larga y amena, llegué a visitar el agradable centro comunal conocido como "Comandancia". No mal interpreten, no insinúo que los buenos oficiales sean animales, para nada. Al contrario de la creencia popular creo que hacen su trabajo como pueden, y les respeto por ello; porque como quiera, también ellos la pasan mal. Pero total, el punto no es ése.
A la visita atendimos tres personas, todas mujeres, todas amigas; no fue por exceso de alcohol en nuestros sistemas, no fue por falta de precaución, no fue por fatalidades... fue por una estupidez, la cual ni explicaré porque no hace falta. Sólo diré que duramos escasos 40 minutos detenidas, mientras una de mis amigas hablaba con el siñor juez, las otras dos esperábamos en esa salita que tienen para los delincuentes. Yo estaba por demás fascinada. Jamás había tenido necesidad alguna de visitar ese lugar, ni lo conocía siquiera. Tomé fotos como cuando voy al zoológico, le sonreía a cuanta persona pasaba y preguntaba estupidez tras estupidez.



Fue extraño, salimos despidiéndonos de todos de mano y sonriendo con todos los policías. Y el que nos detuvo nos acompaño sonriente hasta el carro donde nos dijo que lo invitáramos al siguiente festejo, que esperaría la llamada. Insisto, fue por demás, extraño.

I'm Only Happy When It Rains


If there's anyone at home at your place, darling
Why don't you invite me in?


Hoy llovió en mi pueblo.

Gotas y más gotas, el cielo derramó miles de lágrimas frías sobre la ciudad. Salí a la calle a sentir el agua correr por mi rostro; dejé que se empaparan mis ropas y mis cabellos, lavando mis corajes, mis angustias bajo un cielo obscuro y nublado. Las calles estaban vacías; la noche, la lluvia y el frío tenían a todos recluidos en sus hogares. Saqué mi celular para ver la hora, eran las seis de la tarde, las ocho allá en el Cerro Real; imaginando que andarías en la calle deseché la idea de conectarme y guardé de nuevo el teléfono en la bolsa. Sintiendo el frío que recorría mi cuerpo, respirando el aroma de la lluvia que perfumaba el ambiente, levanté mi rostro al cielo, cerré los ojos un momento y dejé que mi mente me llevara a otra parte, dejé que mi cerebro racional se apagara unos instantes y pensé en ti, en la distancia, en las diferencias, en las situaciones, en tus círculos y los míos...

Al final, cuando abrí los ojos, seguías ahí.
Entonces maldije que tu urbe estuviese tan lejos de mi desierto, maldije la diferencia de hora, las tarifas de larga distancia, a tus locos, a los míos, la falta de webcam anti-lluvia; a esos malditos círculos incompletos, al dinero por hacerlo tan difícil, a Nappa Valley por no llegar rápido, a las pláticas pendientes, a todo y a nada.

Por que te extrañé. Mucho.
Y maldije no poder sentarme en la banqueta a ver la lluvia caer contigo.



Oh, it seems night endlessly begins and ends,
After all the dreaming I come home again.
Rain King - Counting Crows

November 28, 2009

Caos Mental


Nunca se han despertado un sábado a medio día, sintiendo el cuerpo cansado, sabiendo que la nicotina de la noche fue tanta que el clavo ya no tenía sabor a clavo, estirándose mientras tratan de recordar que es eso que les grita su conciencia, sólo para recordarlo de golpe, que tus ojos se abran de par y en par y digas "no mames...", ¿nunca les ha pasado?

A mi si. Hoy es uno de esos días. Y aparentemente, todavía llegué a mi casa a bloggearlo.

Diablos, maldigo la hora en que permito que mi cerebro se ponga en piloto automático y mi repentino "valor", que aparentemente se acaba después que sale el sol, porque ahorita soy un nudo de ideas. Una nenota que anda delirando sobre cual habrá sido el desenlace final de la mugrosa aventura, de si habrá recibido el pinche mensaje, de si todo fue producto de mi imaginación y el alcohol, de si soy una alcohólica, de si hice bien, de si hice mal, de si acá, de si allá...


Sigh.
Total, bien dijiste Diabla, que más puede pasar...

November 26, 2009

People Say I'm Crazy



People say I’m lazy dreaming my life away
Well they give me all kinds of advice designed to enlighten me

Hay muchas cosas que quisiera decir en este momento, hay muchas emociones que revolotean en mí, las ideas caen una tras otra, a chorros, escurriéndose por mis oídos; sin formar realmente nada que valga la pena...
Las cosas se atoran de vez en cuando, en especial cuando surgen cosas como esta, que salen de la nada, que no tienen sentido pero a la vez lo tienen todo para unos cuantos, para ésos que sabemos, para aquellos que quisiéramos haber sabido antes.

Estoy de nuevo en la rueda de la fortuna, entre subidas y bajadas, a veces me tengo que sostener bien porque tengo miedo de caer, porque tal vez va demasiado rápido o tal vez yo ya estoy mareada. Tal vez es todo y tal vez no es nada.

Tal vez no aprendo a soltarme y caer, igual y de una vez... aprendo a volar.



I’m just sitting here watching the wheels go round and round

Que fiesta en América ni que mis...


Estaba perfectamente dormida, hecha una bolita bajo un montón de cobijas, soñando no sé ni que... cuando suena el teléfono. Es mi abuela para informarme que ha llegado un paquete a su casa, que viene de parte de un fulanito regiomontano con nombre rimbombante. Quesque viene de un tal Chayanne, me dijo mientras yo me arrancaba la última lagaña de mis ojillos desvelados. Sobra decirlo, me cuestiona infinitamente sobre él, que si cuantos años tiene, que si como se llama... Vaya, mi abuela ya casi me manda mi regalo de bodas. Al final, me dio un breve discurso de como el amor todo puede, de que su nombre le gustaba y me recordó que mi misterioso paquete esta en su casa esperándome. Intento disuadir a mi abuela de la idea del amor, diciéndole que eso ya ni se usa, pero pues, es casi como pelear con una pared, nomas la escucho como suelta risitas y cuenta historias románticas de cuando era joven.
Parece que le ha importado un comino.

Creo que es el mismo Chayanne que se amaneció conmigo platicando y que probablemente ahorita anda de pelos atendiendo a sus clientes estrellas mientras los mira furiosito desde el otro lado del mostrador de su tienda de fantasías eróticas, peinándose el bigote sensual ese que tiene. Amenizando el ambiente laboral por supuesto, con sus canciones movidas y sus bailes exóticos. Pero a mi, a mi que me cante por youtube, que bien que me arranca grititos emocionados y suspirillos ahogados. Ajuaaaaa.

Bueno, basta ya de tanto circo, que el teléfono me ha arrancado de mi hora de sueño y me duele la cabeza hasta para andar de groupie loca.
Por supuesto, ya estoy bien despiertota.
Y todo es tu culpa.
(Inserte gruñiditos furiosos aquí)

November 23, 2009

Esos Momentillos...

Fue un fin de semana extraño, sin embargo, dejó tras él cosas muy buenas.
El viernes en la noche, mientras se suponía debería estudiar para un examen, al cual no me presenté al final de cuentas, llegó a platicar conmigo el papá de un amigo a quien siempre había visto como una persona de carácter duro, se acercó conmigo y abrió su cajita de pandora para platicarme como se sentía y porque. No puedo ni explicar lo bien que se siente, que al final de la plática, se acerca conmigo y me abraza, sonriente, diciendo gracias por escuchar.
Mi corazón de niña de palo se sintió muy feliz, me gusta saber que puedo hacer sentir bien a alguien, que puedo ayudarle de alguna manera y dejarle una sonrisa, son de esas cosas que hacen valer a muchas otras.

El sábado, mientras manejaba por la ciudad, el mismo amigo me dice que tome una ruta distinta, que porque quiere mostrarme algo. Al pasar por una de las avenidas principales, esa que pasa a un lado del parque más grande y verde de la ciudad, tuve esta vista frente a mi:


El concierto de Kinky tenía lugar ahí. La verdad es que la foto no le hace justicia para nada, sin embargo fue un espectáculo de luces bastante interesante y un bonito paisaje que ver mientras manejas.


Pero lo mejor esta por venir. El domingo me reencontré con quien fuera una de mis mejores amigas en mis añitos de primaria, y en una noche, nos pusimos al corriente de lo que en años no nos habíamos dicho. Un café irlandés y unos Blacks nos hicieron compañía, mientras una tras otra, fueron saliendo aquellas situaciones o momentos, donde nos temblaron las piernitas o nos llenaron las sonrisas. Fue como si el tiempo no hubiera pasado, como si no hubiesen pasado años desde aquella ultima vez donde nos sentamos a platicar. En el café, descubrimos esto en la cima del arbolito que adorna el jardín:


Aunque sea en un jardín acondicionado, aunque no le de el sol siempre y aunque no tenga mucho espacio; esa naranja decidió crecer ahí, entre todo eso, entre tantas cosas.

Al final, huímos del café y acabamos bebiendo vodka con mango en una banqueta prestada, mientras nos reíamos de aquel pasado distante,y si, soy alcoholica, sue me.

November 22, 2009

Oh Robbie Hart, sing me please!



No creo en el matrimonio, pero el que me cante esto, ya me amarró.
Es Robbie Hart, interpretado por Adam Sandler en la película "The Wedding Singer".
Lo juro, me amarran con esa canción. Si, soy bien marica, y que!
El video por cierto, también me encantó.


So let me do the dishes in our kitchen sink
Put you to bed if you've had too much to drink
I could be the man who grows old with you


Could've.

November 21, 2009

En la Penumbra


La Gomita la hizo de nuevo; otra vez anda haciendo eco con sus textos en paredes que no suelen rebotar nada. Así que de nuevo, también yo, le contesto su post por acá.

A principios de este año, cuando todo ardió en llamas con el innominado, fui cayendo en círculos por una espiral infinita, porque al igual que Goma, había forjado mi vida alrededor de la de alguien más. Había creado una burbuja donde solamente había lugar para dos personas, y en ese momento, cuando solamente estaba yo dentro, veía las cosas afuera de manera distinta.

Por equis o ye, o mis padres con su imposibilidad de ver a su hija destruida, terminé viviendo sola en un departamento pequeño dentro de una especie de vecindad sin vecinos, sin teléfono, sin Internet ni televisión. Los días pasaban uno tras otro, iguales todos; sin sentido de las horas, fui perdiendo apetito y fuerzas. Comencé a dormir más de lo necesario, más de lo que mi cuerpo soportaba; porque desconectarme de ése espacio pequeño y vacío era lo único que me mantenía cuerda, escuchar los sonidos en mi mente mantenía lejos el insoportable silencio y evitaba que mis ojos siguieran derramando agua salada. Dormir era la única manera de no sentirme miserable, sabiéndome sola en una ciudad llena de conocidos, sabiéndome sola en una ciudad donde estaba él. Ése quien dijo alguna vez, jamás dejaría que las situaciones le alejaran; ése que fue el primero en partir.

Mi alimentación se redujo a una vez por día, y eso suponiendo que hubiese que comer o que yo sintiera apetito. Bebiendo solamente un vaso de agua al día, tenía cuidado de racionar el transparente líquido, pues no sabía cuando volvería a poder comprar más. Rápidamente, mis libros se fueron terminando uno a uno, hasta que ya no tenía más que leer, nada en que ocupar mi tiempo. La escuela no era un factor en esos días pues no había manera de asistir, con mi padre que no me permitía llaves del departamento, mi contacto con el mundo se limitaba a sus visitas, aquellas cuando de vez en vez se asomaba unos veinte minutos, para ver si no había muerto o para ver que ocupaba, llevarse una lista y volver tres días después.

Un día a media tarde, casi antes de la puesta del sol, falló la electricidad solamente en mi departamento y la penumbra invadió poco a poco mis cuatro paredes prestadas. La obscuridad siempre me ha aterrado tanto o más que la soledad absoluta; estaba hecha pedazos, entre lágrimas y miedo, traté de acostarme a dormir, pero no podía cerrar los ojos, veía a mis fantasmas danzar frente a mi, escuchaba las burlas ahogadas de la soledad que se mofaba de mi situación y de mis miedos. Me levanté de la cama, abrí la puerta del departamento y me senté en el marco con la puerta cerrada tras de mí, la obscuridad de la noche no era tan profunda y las luces lejanas de otros departamentos aminoraban el miedo que sentía. Llegó el amanecer y yo seguía sentada afuera, contemplando nada y todo, mis escalones, mis miedos y mis sueños se derrumbaron ese día, como fichas de domino, uno tras otro fueron cayendo al suelo.
El tiempo dejó de ser importante, y yo caí de nuevo.
En mi misma, en la realidad...


Things get damaged
Things get broken,
I thought we'd manage
but words left unspoken.
Precious - Depeche Mode

November 20, 2009

Expectancy


No hago sino esperar.
Esperar todo el día hasta que no llegas. Hasta que me duermo y no estás y no has llegado y me quedo dormido y terriblemente cansado preguntando.

Jaime Sabines



Y me pregunto si te habrás perdido, si habrás olvidado el camino o si tus piernas cansadas habrán caído bajo el abatimiento de un día largo. Pienso en salir a buscarte, pero dime, ¿en donde he de buscar algo que ya no existe?.
Entonces duermo, para soñarte cerca, para verte de nuevo... para caminar contigo.

November 18, 2009

Hay que abrir mejor los ojos


Ayer volví a comprobar que las personas son harto graciosas.
Andaba con unos amigos, hubo juego de tennis, una película y finalmente unas copitas nada despreciables; si tal vez soy un poco alcohólica pero pues que le voy a hacer. En fin, ya en la noche, salí para mi carro y mientras me despedía de todos, se me acerca uno y sin mucho alarde dice que ocupa platicar conmigo; Fulanito, como lo llamaremos, tiene ya unas semanas que me ha seleccionado como pañito de lágrimas y me habla para lloriquear todas y cada una de sus decepciones recientes. Le sonrió al tiempo le digo que cuando quiera, subo a mi carro y agarro camino. Llego a mi casa, todo normal, y oh sorpresa, Fulanito decidió que las 12:30 am es buena hora para hablar, y se estaciona tras de mí mientras me bajo de mi carro.
Se baja con una sonrisilla, comenta que el frío que la hora que no sé que. Le sonrío pacientemente y comento, si es tarde ¿no?, tu trabajas mañana temprano. Mi piedra no sirve de nada, se acomoda en el cofre de su carro y empieza su cuento. Pienso, que diablos, debe ser importante para que no me deje dormir.

Entre su parloteo incesante, llega un momento donde cambia su tema abruptamente, me toma de la mano y con una mirada extraña dice, Pancake, ¿que piensas de nosotros?, okay, esa si que no la vi venir, suelto mi mano con una sonrisa ya no tan paciente, y como quien le explica a un infante, le explico que no existe un nosotros, antes de que pueda terminar mi discurso, me toma de la cintura y en un no se cual plan, dice muy "romántico": Vamos, no te desagrado del todo. Mi sonrisa se congela un poco. Eres un egocéntrico y ya es tarde, digo mientras zafo mi cintura. En un intento brusco por tomarme de la cintura de nuevo, termina poniendo su mano en mi cadera. Mis ojos se abren en furia y antes de que reclame, Fulanito, decide sonreír muy simpático él y apretar mi cadera. Creo que ahí fue él quien no vio venir las cosas, pues esta tirado en el suelo gimiendo. Vaya, nunca le había dado un puñetazo a alguien entre las piernas.
Creo que no soy tan mala para eso.
Sonrío "simpáticamente" y le digo, es tarde, espero llegues bien a tu casa.
Camino a mi puerta y la cierro tras de mi.
El día que ocupe un gañán que me toquetee, yo saldré a buscarlo. Mientras tanto, seguiré cerrando mi puñito.



"Only two things are infinite, the universe and human stupidity, and I'm not sure about the former."
-Albert Einstein

Bajo el Azul de tu Misterio



Hoy extrañé el sonido de las olas mientras manejaba por la ciudad, el aroma de la arena mojada y el viento fresco que sopló toda esa tarde. Los sonidos de la ciudad me parecían tan obsoletos, tan forzados; los colores grises de las avenidas y los edificios contrastaban terrible con el azul de aquella playa virgen que quedó almacenado en mi memoria.
Jamás dejaré de amar la playa, pensaba mientras manejaba, es el único lugar donde mi cerebro se apaga tan sólo un instante, donde siento que no tengo nada que decir y me siento tan sólo a escuchar. Escucho las olas, las aves, el viento... y te escucho a ti en la distancia, como me susurras al oído cada que el viento acaricia mis cabellos mientras me platicas tu última aventura.

Entonces mi sonrisa se dibuja, porque te hablo sin que me escuches, y te escucho sin que me hables.

November 16, 2009

Retorno

Ya llegué.
Bueno, desde ayer; pero hoy me reporto. La playa estuvo preciosa, fuimos a acampar a un lugar sin electricidad, donde comimos haciendo fogata con leña que fuimos a recoger durante la noche. Vi mas estrellas fugaces en esa noche que las que he visto en todo el año.
Pedí un sólo deseo, el mismo en cada estrella; no importa cuanto tarde, espero algún día se cumpla.

Caminé descalza por la playa bajo las estrellas, con una luna ausente y una mar en calma. Dejé que el sol calentara mi cuerpo mientras el aire fresco volaba mi cabello por todas partes, escuché los sonidos del mar y de nuevo sentí que todo es precioso. Por ese largo día de contemplar el mar, me dediqué a ordenar mis ideas y acomodar escalones. Tomé muchas fotos. Algunas las pondré aquí, así verás donde me senté a pensar en una islita de arena rodeada de mar.
Pensé en ti, que te debo una visita a la playita y una platicada larguisima.
Si vienes, iremos juntos.
Lo prometo.

Pero no hoy, hoy me baño para ir a ver la lluvia de estrellas en la carretera. Tomaré fotos también y pediré mi mismo deseo. Algún día se hará realidad.

November 14, 2009

Pa'l chayanne :)


Me voy pa' la playa.
Nos leemos el lunes o el domingo en la noche.

Y si, mega snif también acá.
Pero querías andar cantandole a la luna, ni modo.

Abrazo.

FJ


Te sientes frustrado, lo sé, lo leo en tus palabras y lo siento en la distancia.
No entiendes las cosas, no quieres hacerlo, por eso cuestionas mi negativa, por eso insistes tanto en esto. Me dices que al cuerno con la gente, al cuerno con los reclamos, que no estas ya para tomar en consideración a otras personas, que las cosas son como son, que no vivirás en un engaño. Estas siendo egoísta, lo sabes.

Quieres que crea en algo, que confíe en esto... pero no piensas en el daño le hará a alguien más. Me hablas de calma, de tranquilidad; aquella que encuentras cuando estas aquí. Lo sé, te he visto la sonrisa en el rostro, la dicha en la mirada. Lo sé.
No eres egoísta, me dices al tiempo que intentas convencerme de que lo que sucede no es equivocado, solamente buscas ese pequeño rayito de felicidad en lo que llamamos vida. Me sorprenden tus palabras tan coherentes en un momento de coraje, una sonrisa se me dibuja en el rostro y por un instante dejo que tus palabras resuenen en las paredes de mis entrañas.
No puedo, insisto, cuando el eco de las cosas vuelve a golpearme, estoy fallándole.
Siento como tu frustración aumenta, siento la desesperación en tus palabras. Las oraciones comienzan a salir sin orden lógico, comienzan los reclamos y el coraje vomitado en letras.

¿Porque tiene que ser traición quererme?, me preguntas furioso; y no tengo una respuesta que no sea la que ya di antes, aquella que no fue suficiente. Aquella que no dice nada que no hayas escuchado antes, pero que irónicamente, dice todo al mismo tiempo.
Quiero ser feliz contigo, me dices una última vez. Yo lo sé.
Lo sé muy bien.

November 11, 2009

Pequeños Placeres



El invierno me trae muchas cadenas.
Algunas son buenas y otras no tanto, algunas son mejores que otras, unas me hacen reír y otras me hacen llorar. Hay aquellas que quisiera olvidar y otras que jamás podré.
Pero no todas las cadenas son malas.

Hoy hago remembranza a una, aquella donde relaciono el invierno con las noches de vino y velas. Que importa si la compañía es distinta, que importa si hoy no soy ni remotamente aquella que solía ser ayer; hoy me puedo levantar y mirar al cielo, esperando el año que viene. Hoy quiero soñar otra vez, esperando que con el cambio de temporada no sólo mejore el clima.

Las cosas pasan cuando uno menos lo espera.
La vida es graciosa.



¿Cuál es la verdadera libertad?
Es eso que conoce el preso,
o es una forma de practicar la verdad.
A. Calamaro.

November 9, 2009

First Day of My Life

This is the first day of my life
I swear I was born right in the doorway
I went out in the rain suddenly everything changed
They're spreading blankets on the beach



Me acaban de dar mi primer serenata virtual, la cual debo decirlo, estuvo preciosa. Es gracioso, nadie me había dado una serenata a larga distancia, y ésta se sintió como si me la diera un amigo que veo todos los días. Alguien a quien extraño cuando se va y que me hace reír sin parar cuando platica conmigo.

De la lista de canciones que me puso, hubo una que tanto el vídeo como la letra, movieron algo adentro de mi cabeza. La piel se me puso chinita y me descubrí volando de nuevo, entre nubes de sensaciones agradables, con una sonrisa en los labios. Es bonito saber que entre el caos y la tristeza, siempre hay quien te pueda sacar una sonrisota. Es bonito esperar a alguien en el día para platicar unas horas sin que ninguno escuche la voz del otro. Es bonito que sepa que canciones me van a mover y es bonito que entre su corazón de regio sangrón, tenga un lugarcito para esta pueblerina imberbe.

Mi cabeza se lleno de ideas de nuevo cuando escuché la canción, me dieron ganas de sentarme a escribir mucho, largo y tendido. De leer aquellos libros que recomienda y de ahora si hacer mis maletas y sentarme en la puerta a esperar. Pensé en las cosas simples, en las cosas pasajeras, en la distancia inexistente para una serenata de youtube y en como las cosas más pequeñas hacen las mayores diferencias.
Pensé en Nappa Valley y sonrei. Pero la verdad también...
Pensé en que la del Mcdonalds me la pela.

Les dejó la rolita.





And so I thought I’d let you know
That these things take forever
I especially am slow
But I realize that I need you
And I wondered if I could come home

Remember the time you drove all night
Just to meet me in the morning
And I thought it was strange you said everything changed
You felt as if you'd just woke up
And you said “this is the first day of my life
I’m glad I didn’t die before I met you
But now I don’t care I could go anywhere with you
And I’d probably be happy”

So if you want to be with me
With these things there’s no telling
We just have to wait and see
But I’d rather be working for a paycheck
Than waiting to win the lottery
Besides maybe this time is different
I mean I really think you like me

November 6, 2009

Catch Me Now.

Tengo un espacio vacío en el blog.
Tengo tres posts en borradores , dos más atorados en documentos de Word, una lista de canciones en base a uno de esos posts, como 10 fotos que he tomado a lo largo de esta semana para otros 5 posts que tengo danzando en la mente y todavía proyectos para mi clase de redacción que no puedo concretar porque por equis o ye no puedo sentarme y escribir. No me siento tensa. No me siento estresada.
Pero no puedo escribir.
No puedo hilar un texto sin empezar a divagar más de lo normal. Mis viajes mentales están a veces más lejanos y a veces no puedo quitármelos de la cabeza. Pienso en Diciembre, en el viaje, en la distancia, en todo y en nada. Todo esta a medias. Porque tengo todas las ideas entrecortadas. Aquí y allá anda mi cerebro, como siempre, como nunca. Cansada y somnolienta, las palabras salen a chorros, sin sentido ni dirección ni contexto.
Amanecen nuevas ideas y sensaciones en mi cabeza todos los días; comienzo a conocer lados de mi que no hacía antes. Me he dado cuenta que soy un poco alcohólica. Que fumo una cajetilla de blacks en una semana. Que mis gustos musicales han cambiado un poco. Que el mundito no es tan grande como creía. Que se reaccionar al volante en el momento de un accidente.
Que puedo creer sin hacerlo, que puedo no hacerlo y creer.
Que la Goma me mueve con una cancionsilla toda old school.
Y que la del Mcdonalds tiene más atención que yo.

Ya estoy divagando... otra vez.

Pero asi soy yo. Siempre aqui y siempre allá.
Lo único que ha cambiado, es que el circo no tendrá enanos de nuevo.
Porque me haces daño. Porque mueves mi mundo con tu mano, porque entras y sales de mi vida como si fuera cualquier cosa. Porque no confiaste en mi. Porque no quiero mendigar amor. Porque merezco más que un amor a ratos, a pedazos, a medias.
Porque tomaste tu decisión. Porque elegiste bien.
Ya no. No quiero más enanos en mi circo.
No vuelvas.


Now it's too late for you and your white horse,
To come around.
TS - White Horse.

November 4, 2009

Viajero Frecuente


De nuevo Goma, escribes algo que hace que mis changuitos mentales se alebresten y comiencen a divagar más de lo normal. Me gusta que las cosas me hagan pensar. Creo que por eso soy cliente frecuente en tu bló. Con tu divagar sobre sueños, creaste otra cadenota de pensamiento en mi cerebro, que si bien comenzó como un comment en tu blogsito, acabó alargándose demasiado hasta convertirse en este post, todo para ti, bueno, y para todo el que lo lea.

Yo sé que es desconectarse y soñar. Yo sé que es contestar una plática de manera robótica y lo que es no saber ni como llegaste manejando hasta allá porque no tienes memoria de eso. Esas pequeñas lagunas mentales que surgen de divagar en todo momento en tus propios sueños. Yo sé que es no concentrarte en algo, porque hay otra cosa ocupando tus pensamientos, es que la gente piense que no pones atención, que eres despreocupada y a veces hasta ilusa. Te entiendo, como sé que tu me entiendes a mi; por eso sé que no todo es una pelota rosa que bota entre nubes blancas. Soñar no siempre es imaginar cosas o escenarios bonitos.

Lo mejor y lo peor de fabricar tu propia realidad es ésta se vuelve tan envolvente, que te desconectas de lo malo... pero también de todo lo demás. A veces pierdes detalles importantes en el trabajo o en la escuela, esa incapacidad de concentrarte en el tema y esa facilidad de distraerte con cualquier cosa que te cree la más minima cadena de pensamiento. No das el cien porque no tienes un cien real que entregar en el trabajo. Tu cerebro esta aqui y esta allá.

Sin embargo, es gracias a esa realidad tan tuya que las cosas que te lastiman no pegan tanto, porque te proteges con la burbuja, porque puedes imaginar un mundo más allá de aquel donde las cosas duelen. Porque crees que las cosas pueden ser mejores, sin importar lo que digan los demás. Entiendes y asimilas ciertas cosas, porque así has aprendido de tus padres, no porque tu consideres que así deben ser. Es por eso que vienen los hubieras, los habrías, los si pudieras; porque alcanzas a imaginar más allá de aquello en lo que vives, de aquello de lo que te dicen que eres capaz y puedes entender la alegría que viene de pasar una tarde relajada y feliz, de quedarte en casa en pijamas todo un día, de dejar que tu mente te muestre peliculas que las demás personas no alcanzan ni a imaginar.

Por eso eres impulsiva, por eso te dejas llevar, porque crees en lo que haces, porque lo has soñado antes. Por eso escribes, porque plasmas todas esas ideas y películas, en pequeños textos, confesiones todas de una persona que no vive el aquí o el mañana, sino todos los tiempos, al mismo tiempo.